Hierbas para infecciones bacterianas

Desafortunadamente, la infección causada por bacterias es un término muy general y debido a eso, es un problema muy grande de la salud en general y una parte de los problemas cotidianos.

Hierbas para infecciones bacterianas
Hierbas para infecciones bacterianas

Sin embargo, no debe darse por sentado, ya que muchas enfermedades son las consecuencias de las infecciones bacterianas avanzadas, como la meningitis, la neumonía y muchas más. Es decir, esas infecciones deben ser atacadas de cualquier manera posible, al comienzo de sus brotes. Y, hay muchas formas posibles de lidiar con este tipo de infecciones.

Sin embargo, algunas personas tienen más probabilidades de sufrir estas infecciones, en comparación con las otras. Por ejemplo, esas son las personas mayores y los recién nacidos, las personas que tienen hábitos alimenticios poco saludables y que llevan el estilo de vida inactivo, las personas con ciertos problemas de las hormonas y las que tienen antecedentes de mayor probabilidad de ser afectadas. Por las infecciones bacterianas en la familia.

Hierbas beneficiosas

De todos modos, el tratamiento más común es por los medicamentos especiales llamados antibióticos, pero últimamente, muchos tratamientos convencionales tienden a ser sustituidos por los naturales, ya que los remedios basados ​​en las hierbas beneficiosas no incluyen los efectos secundarios negativos (a diferencia de los medicamentos prescritos); y porque algunas bacterias se han vuelto más fuertes con el tiempo e incluso los antibióticos ya no pueden matarlas.

Entonces, para proporcionar tanto la protección contra la infección bacteriana como la curación de la misma, el mejor consejo es alentar la respuesta inmune del organismo, ya que, cuando la inmunidad funciona correctamente, estamos protegidos de las infecciones bacterianas.

La forma más popular de hacer que el sistema inmunológico sea más poderoso es mediante la ingesta de los suplementos herbales junto con un régimen dietético adecuado. Estos se denominan fitonutrientes (ya que se extraen de las hierbas) y los más beneficiosos son los carotenoides (que alientan a los leucocitos a multiplicarse) y los flavonoides, que pueden funcionar como eliminadores de toxinas, los reductores poderosos de algunas sustancias nocivas, (también reduce la hipertensión), o como los antibióticos y antioxidantes.

Además de esos suplementos, hay muchos jugos y aceites saludables que ayudan en el proceso de aniquilación de las bacterias, y los más beneficiosos son el jugo de los arándanos (para las infecciones del sistema urinario), el aceite extraído del tomillo (combate con éxito el bacterias llamadas Escherichia Coli) u orégano (que se usa para tratar los trastornos respiratorios), y los nutrientes como la bromelina (de la piña) y el propóleo. El último mencionado es el ingrediente más importante de la miel, que es tan beneficioso como los antibióticos sintéticos, pero sin los efectos secundarios negativos.

Comments are closed.