Cirugía de senos caídos

Muchas mujeres sufren de senos caídos. Los senos pueden volverse caídos después del parto o debido al proceso de envejecimiento.

Cirugía de senos caídos
Cirugía de senos caídos

Los senos grandes son más propensos a volverse caídos con el tiempo. Esto puede explicarse por el simple proceso de gravitación. Hoy los cirujanos plásticos fácilmente corrigen este problema. No solo hacen levantamiento del pecho caído sino que también reducen o aumentan su tamaño. Los resultados son excelentes y una mujer ya no tiene que avergonzarse.

Mastoplejía – Un procedimiento quirúrgico

El término médico para el levantamiento de senos es mastoplejía. El objetivo de esta cirugía es levantar los senos, eliminar el exceso de piel y apretar el tejido circundante. Los nuevos senos se ven más jóvenes y mucho más atractivos. Este procedimiento también puede remodelar o incluso reducir el tamaño real de los pezones. La mastoplejía puede ir acompañada de aumento de los senos o reducción de su tamaño.

Las candidatas perfectas para la mastoplejía incluyen mujeres cuyos senos han perdido sustancia o firmeza, en mujeres con senos en forma colgante y alargada y aquellas mujeres cuyos pezones están orientados hacia abajo o incluso caen debajo del pliegue del seno. Además, este procedimiento quirúrgico se realiza en mujeres con exceso de piel de la mama o que sufren de enormes areolas. Y finalmente, también se puede realizar en mujeres cuyos senos son asimétricos.

Lo más probable es que la operación sea de bajo riesgo en las mujeres que no fuman y que gozan de buena salud general. La obesidad, el tabaquismo y las comorbilidades conllevan cierto riesgo de complicaciones. El momento óptimo para la cirugía es después de que los senos se hayan desarrollado completamente. Además, es mejor realizarlo después de que una mujer haya decidido no tener más hijos. Esto se hace porque el embarazo posterior solo puede arruinar los resultados de la cirugía.

Antes de la cirugía se examina a una mujer y se realizan pruebas específicas. Se le recomienda dejar de fumar y perder peso si es necesario, lo que reducirá el riesgo de posibles complicaciones. Ciertos medicamentos también deben suspenderse, ya que pueden interferir en la operación y causar una curación prolongada o incluso algunas complicaciones. Todas las alergias y medicamentos que se toman deben ser reportados. El cirujano examinará los senos del paciente y hará preguntas sobre los antecedentes familiares de carcinoma de seno y si una mujer ha tenido problemas con los senos anteriormente.

El procedimiento quirúrgico se realiza bajo anestesia general. Después de la cirugía, una mujer no debe realizar ninguna actividad extenuante durante un período de tiempo determinado. Los riesgos y complicaciones incluyen cicatrices no deseadas, sangrado prolongado y hematomas. También existe un cierto riesgo de anestesia y formación de coágulos sanguíneos. La hinchazón de los senos es transitoria. Si el cirujano manipula con los pezones, un paciente puede terminar con una pérdida permanente de sensibilidad en esta área. Y finalmente, una mujer puede no estar satisfecha con los resultados y, en algunos casos, el pecho puede volverse flojo nuevamente.

Comments are closed.